Inmobiliaria Rosa y Porta

Image

Estamos para ayudarte, no importa si buscas vender una casa, comprar o alquilar tu hogar.

Calle Serrerías, 2. Bajo.
305000. Molina de Segura.
Murcia
968 93 93 83

info@rosayporta.com

Inmobiliaria Rosa y Porta ©
Las propiedades tienen un valor de tasación inmobiliaria que depende del tipo de propiedad, zona en la que se encuentre, característica, etc. Para vender nuestra propiedad, debemos saber cuál es la valoración de mercado real de venta, dato del que nos podrá informar el agente inmobiliario. Éste deberá decirte si el valor que logra por tu inmueble es superior al de otro parecido por la misma zona o de las mismas características.
Para una correcta tramitación, debes aportar la copia de las escrituras y el DNI del propietario (si no eres tú mismo), el último recibo del IB y otros gastos como el agua y el gas. Además, también es importante aportar, días previos a la venta, un certificado de estar al tanto de todos los pagos de la comunidad y el Certificado de Eficiencia Energética.
La información es gratuita. El proceso de búsqueda si no encontramos la casa que te guste también. Por lo tanto puedes venir y conocernos, te informaremos sin compromiso, y cuando encontremos la casa que buscas, si no la tenemos, ya te llamaremos. Dicho de otro modo, si no compras todos nuestros servicios serán gratis para ti.
Esta pregunta nos la hacemos todos cuando nos hablan de los metros cuadrados de una casa, así que vamos a ver la diferencias que tienen. Metros cuadrados útiles: es la medición, una vez terminada la vivienda, es decir, lo que tenemos dentro de ella, lo que medimos en cualquier habitáculo de la casa. Metros cuadrados construidos: engloba toda la construcción de la vivienda. Tabiquería, aislamientos… Todo lo que es computable en la construcción, es decir, todo lo que tengamos cubierto es construido. Todo lo que tengamos sin cubrir pero terminado, como terrazas descubiertas, porches descubiertos, son mejoras a la vivienda pero no se le considera metro construido. Por ejemplo, si quieres averiguar los metros útiles de una vivienda, siempre hay que restarle alrededor de un 15% a los metros construidos. Es decir, si un apartamento tiene 100m² construidos, tendrá 85m² útiles. También si quieres valorar una vivienda por m² tienes que hacerlo con los metros construidos.
Los contratos privados son válidos para formalizar una compra-venta de una vivienda. Podemos encontrarnos varios tipos: contrato de compra-venta, opción de compra, contrato de compra-venta con arras… etc. Nosotros en todas nuestras operaciones utilizamos el contrato de arras penitenciales y es el que siempre recomendamos cuando nos preguntan. ¿Por qué? Como escribimos en un artículo hace un tiempo, este contrato jurídicamente está amparado por el artículo 1.454 del código civil y establece un compromiso a ambas partes, y unas indemnizaciones por si alguna de las partes incumple el compromiso. Nosotros en ningún caso damos a firmar a nuestros clientes un contrato de compraventa privado, porque por muy perfecto que esté, no termina de cerrar la duración de ese contrato de compraventa o las indemnizaciones. El contrato de arras para nosotros es el documento que protege tanto a vendedor como a comprador y deja las cosas muy claras y sin lugar a interpretaciones de ningún tipo.
Los gastos fijos que debe asumir el comprador a la hora de comprar una vivienda, a parte del importe pactado por la compra de la vivienda, son varios: Si vas a necesitar financiación, tienes una serie de gastos previos a la firma como la tasación (que dará un valor al inmueble sobre el que el banco regirá su operación) y posibles productos bancarios incluidos con la hipoteca. En ambos casos, si financias o no financias, los gastos serían los siguientes: La escritura pública de compraventa certifica el cambio de propietario. Ésta debe realizarse por un notario y sus honorarios, regulados por la Administración, dependen del precio del inmueble y de otros factores como el número de avalistas o la extensión de la escritura. Si se compra mediante crédito hipotecario y no se produce subrogación, hay que realizar dos escrituras: la de compraventa y la de la hipoteca. Al estar regulado por Ley, todos los notarios de España cobran lo mismo por el mismo servicio, si bien estos pueden hacer un descuento del 10%. Para las viviendas de protección oficial y en las subrogaciones, los precios son más reducidos. Impuesto Municipal sobre el Incremento de Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana: los impuestos y sus costas varían mucho en función de si se trata de una vivienda de obra nueva o una de segunda mano. Entre los impuestos más comunes, estarían estos: El IVA: sólo lo tendrás que pagar cuando se trate de una vivienda de obra nueva y se compre directamente al promotor. En este caso, los compradores tienen que pagar el 10% de IVA del valor de compraventa. El IVA es del 4% cuando se trata de viviendas de protección oficial. Impuesto de Transmisiones Patrimoniales: sólo lo pagarás si se trata de vivienda usada. Supone entre un 5 y un 8% del precio escriturado, dependiendo de la comunidad autónoma. Este porcentaje puede variar si se es familia numerosa, por minusvalías o si se tiene menos de 32 años, entre otros factores. Impuesto de Actos Jurídicos Documentados: se paga por firmar en el notario e inscribir en el Registro cada escritura pública. Su base de cálculo en las hipotecas es la responsabilidad hipotecaria y, aunque varía en función del importe, del tipo de vivienda y de la Comunidad Autónoma, va del 0,1 al 1,5%. Gastos de gestoría la gestoría tramita la liquidación de los impuestos y el papeleo para la inscripción de la vivienda en el Registro, tanto de la escritura de compraventa, como de la hipotecaria, si la hay. La tarifa varía en función de la empresa y lo normal es que se pida una provisión de fondos para el pago de estos trámites y, una vez inscrita la compra y la hipoteca en el registro, se devuelva el dinero que sobre. Inscripción en el Registro de la Propiedad: los gastos de la inscripción en el Registro de la Propiedad varían según el valor del inmueble, en función de su ubicación y sus características. Las tasas son aprobadas por el Gobierno, pueden consultarse en el Boletín Oficial del Estado y no suelen superar el 1%. En el caso de que esta inscripción la haga una gestoría, se deberá pagar los honorarios de la gestoría. Al contrario de lo que pasa con los notarios, las tarifas de los gestores no son fijas y, por lo tanto, conviene informarse bien antes de contratar a uno.

¿No encuentras lo que buscas?

Ponte en contacto con nosotros y te resolveremos concretamente aquello que te ronda la cabeza.

Contactar